Calvin Vlaanderen nunca había subido al podio en MXGP desde que llegó a la clase en 2020. Este fin de semana, el piloto Gebben Van Venrooy Yamaha anotó su primer doblete en Cerdeña después de dominar la octava ronda de la temporada de cabo a rabo. El piloto sudafricano había ganado su único GP de MX2 en Indonesia, en 2018. Cuatro años después, llegó la sorpresa en la serie reina.

Calvin Vlaanderen: «No sé qué decir, estoy sin palabras. Fue un fin de semana perfecto, fui primero cada vez, en los entrenamientos cronometrados, la clasificación, en las mangas. Años y años de arduo trabajo, soñé con ser algún día ganador de un gran premio en MXGP. Estar aquí es un sueño hecho realidad, solo desearía que mi familia estuviesen allí conmigo para celebrarlo con ellos.


Honestamente, no esperaba estar tan fuerte en las eliminatorias. Cuando pasé tercero en la primera manga, vi que Jorge y Tim estaban muy por delante. Solo traté de hacer buenas vueltas y finalmente vi que podía alcanzarlos. Una vez me acerqué a ellos, me sentí menos cansado ya que tuve impulso de motivación para ir a por la victoria. En la segunda carrera, fue una historia diferente. Me puse en cabeza más rápido, tenía buenas pistas, buen ritmo, estaba marcando buenas vueltas. Vi que Glenn estaba 6 segundos atrás, que teníamos tiempos similares y me aseguré de mantener mi velocidad. Estoy muy feliz de ganar estas dos carreras.

Creo que todo empezó la semana antes del GP de Riola. Mentalmente, creer en tus posibilidades de ganar es muy importante en este deporte, especialmente a este nivel. Y al venir a Riola Sardo, sinceramente creí, por primera vez en mi carrera, que podía ganar MXGP y ese es un sentimiento realmente excitante. Tenía confianza y demostré que podía ganar.

En cuanto al calor de este fin de semana, creo que es mental. No tienes que concentrarte en eso. Mentalmente antes de la carrera, tienes que decirte a ti mismo que eres fuerte, físicamente más fuerte que los demás pilotos. Ayer manejé bien el calor. Crecí en Sudáfrica y estoy acostumbrado a temperaturas más altas que la mayoría de mis competidores. Me dio una ventaja pero vivo en Europa desde hace 10 años y el cuerpo se adapta a su entorno».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here