A cinco meses del regreso del Mundial de Motocross a nuestro país, el comité organizador ya está trabajando duramente para hacer del Gran Premio de España una auténtica fiesta para los aficionados de este deporte. La FIM y MXGP ya confirmaron la cita en intu Xanadú (Arroyomolinos) para que el mejor motocross del mundo vuelva a la Comunidad de Madrid el 6 y 7 de mayo de 2023. Para ello la organización va a tomar numerosas medidas en atención a las peticiones de los aficionados. Lo primero y más destacable es que se hará una remodelación del circuito con importantes cambios en el trazado para favorecer al público de Pelouse y se realizará algún movimiento de tierras para generar graderíos naturales en zonas espectaculares de la pista.

Cambia el circuito

Los cambios en el trazado y los obstáculos afectan principalmente a la zona Jorge Prado y la zona Stadium. El objetivo es favorecer la visibilidad desde pelouse y mejorar todavía más la de las tres tribunas de esa zona. Además de beneficiar a los espectadores, se mejora la pista con varios tramos más rápidos y espectaculares. En lo que se refiere a las tribunas, se suprimen varias gradas en zonas que no tenían demasiada afluencia para facilitar la movilidad del público. Eso sí, se mantienen las tribunas emblemáticas desde las que se ve buena parte del circuito (Jorge Prado y Rubén Fernández).

Las entradas se han puesto ya a la venta en la página oficial del gran premio www.mxgpspain.com/entradas para aquellas personas que quieran regalar motocross en Navidad y cabe destacar que, a pesar de la desbocada inflación, se han mantenido los precios e incluso se ha reducido el de la tribuna Jorge Prado al no incluir de forma obligatoria la adquisición del pack de merchandising. Los productos oficiales tanto de Prado como de Rubén y otros pilotos, se podrán adquirir directamente en el circuito.


Amplia oferta gastronómica
Otro cambio significativo es el del sistema de restauración adoptando el formato de Lommel, Matterley Basin y otras pistas con Food Trucks distribuidos por todo el circuito. De esta forma además se amplia y diversifica tanto la oferta gastronómica como los precios. Se mantendrán dos zonas de MX Fest donde se podrá servir cerveza, ya que la ley del deporte lo prohibe en el recinto deportivo.

La fecha de 2023 es tres semanas antes, en plena primavera, con lo cual se espera que la temperatura sea mucho más agradable que el año pasado. Todos los ingredientes permiten prever que la carrera volverá a ser inolvidable. El Gran Premio de España sigue siendo uno de los más baratos del Campeonato del Mundo, es sin duda el que mejor ambiente tiene, por ese carácter festivo de nuestra afición, y el plantel de pilotos españoles con posibilidades de éxito empieza a ser más que relevante. Este año además de Jorge Prado y Rubén Fernández en MXGP, tendremos a David Braceras, Yago Martínez y Oriol Oliver en MX2, toda la escuadra de jóvenes en el EMX250 (Congost, Nilsson, García…) y las siempre ilusionantes féminas encabezadas por Daniela Guillén y Gabriela Seisdedos.

Desde luego la fecha del 6 y 7 de mayo debemos reservarla y tenemos que ser fieles a la cita para que nuestro país siga estando presente en el calendario del Mundial. La apuesta del organizador está siendo consistente y trabaja aún en otras sorpresas que harán la cita inolvidable. Madrid cambia para mejorar la experiencia del público, el año pasado ya fue elegido mejor gran premio del año y en 2023 prometen superarse. ¡Save the date!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí