Martin Kettlitz tiene 12 años y hace unas semanas se proclamó campeón de España de motocross en la categoría MX65. Es celíaco y diabético, dos enfermedades que no le impiden hacer lo que más le gusta al máximo nivel.

Martin Kettlitz subió por primera vez a una moto con seis años cuando el padre le compró una. Practica motocross, una especialidad con poco seguimiento en Andorra.

Con su Husqvarna de 65 centímetros cúbicos va ganar a inicio de mes el Campeonato de España, uno de los que reúne a más participantes.

Kettlitz ha superado los rivales en la pista con la facilidad como convive día a día con la celiaquía y la diabetes , dos enfermedades que no le impiden hacer carreras, bajo control.


El padre de Martin, Björn Kettlitz, explicó que él es quien revisa el aparato que le controla la enfermedad cada treinta o cuarenta minutos, tanto en las carreras como en los entrenamientos.

Por su parte, el piloto ha asegurado que estas enfermedades no le resulta complicado a la hora de subir a la moto, ya que según ha señalado «los aparatos me facilitan mucho y no noto nada».


El seguimiento es constante, siempre atentos a una posible alteración en los niveles de glucosa. Aunque el padre del piloto comenta que «no suele pasar a menudo», explicó que «cuando pasa, para, se toma un zumo y cuando ya está estabilizado volvemos».

Martin Kettlitz anima otros niños con enfermedades a practicar deporte. Él es el ejemplo que se puede competir y hacerlo a un buen nivel. «Que tengas un problema no significa que esté prohibido hacer algo, siempre se puede intentar y ganar».

La próxima temporada subirá a una nueva categoría, con una moto de 85 centímetros cúbicos, y un calendario más cargado. La exigencia física será mayor, pero el Martin quiere seguir luchando para cumplir su sueño, que es dedicarse al motocross en el alto nivel.

Texto: andorradifusio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here