Lommel, Bélgica, se ha ganado su reputación de ser la pista de motocross más dura del mundo. Este fin de semana Tim Gajser y el equipo HRC se dirigen allí para la sexta ronda de MXGP 2021.

Ubicado en un parque industrial en las afueras de la ciudad, el terreno plano no intimida de inmediato al piloto que llega, pero el diseño de arena consistentemente profunda y la naturaleza en constante evolución de los baches y las roderas la hacen agotadora tanto mental como físicamente.


«Hemos tenido una buena semana de entrenamiento con el equipo durante un par de días, trabajando en algunas cosas y mejorando nuestra configuración de cara a Lommel. El fin de semana pasado fue un poco decepcionante, pero afortunadamente vamos directamente a otra carrera, así que puedo concentrarme en eso y pensar en obtener dos buenos resultados en Lommel. Obviamente, los últimos años han sido muy buenos allí, ganando tres GPs y cuatro mangas, así que estoy con ganas de intentar demostrar lo bien que estoy pilotando en la arena. También me gustaría agradecer a todos mis fans que se presentaron en Loket, realmente ayuda saber que me están apoyando y fue bueno verlos en la pista. Espero ver más y más seguidores en las próximas carreras». Comentó el esloveno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here